Algunas personas tienen nervios de acero… o simplemente no les importa nada

Hacerse una selfie sobre el ala de un avión, darle de beber a un colibrí con la boca o dejar una limusina carísima congelarse en un montículo de nieve. Todas estas son cosas que requieren nervios de acero o, cuanto menos, un poco de sangre fría. Aunque lo cierto es que los simples mortales tienen una sola pregunta ante este tipo de cosas: ¿por qué?

Genial.guru te mostrará fotos de personas que no tienen nervios, sino cuerdas de acero, ¡porque es simplemente imposible encontrar otra explicación para sus acciones!

¡Déjenme en paz con su tornado! Hace un mes que no corto el césped

Abrir el paracaídas a tiempo es todo un arte

Lo importante es no moverse

Esperemos que el cocodrilo haya tenido un buen desayuno

Diles que te da miedo dormir en la hilera superior del tren

Cuando el casco debería venir con un paracaídas

Cuando no huyes al ver a un oso destrozando el campamento porque las fotos que conseguirás son increíbles

Lo importante es tener un buen agarre en el despegue

Cuando prefieres verificar todo con tu propia experiencia

“Peligro, puente bajo.

¡Los camiones no pasan!”.

Eso sí que es tener nervios de acero

Por donde vas, es donde está el camino

Así es más fresco, y evitas que te aplasten en el vagón

¿Y qué si es una limusina? ¡Se descongelará en primavera!

Hacerse una selfie desde la ventana del tren es para los debiluchos

Cuando vas contra el sistema

“Cuidado, recién pintado”.

Cuando un amo con nervios de acero tiene un gato nihilista

¿Chicas? ¡Para qué! Tengo un mapache

Cuando tu ángel guardián trabaja sin días libres ni almuerzos

¿Tampoco puedes entender qué está pasando? Entonces solo come un helado

Vaya, ¡se nos puso la piel de gallina! Por supuesto que no recomendamos repetir las hazañas de estas imágenes, pero si tienes amigos que periódicamente hacen cosas parecidas, cuéntanos sobre ellos en los comentarios de este artículo.

18 Personas que viven su vida bajo sus propias reglas y no se preocupan por el qué dirán

Ese momento en el que aparece una persona en Facebook con una lista de los últimos estados loquillos